La ruta infinita, de José Calvo Poyato – Opinión

La ruta infinita, de José Calvo Poyato – Opinión

Como amante de la lectura que soy, siempre estoy leyendo algún libro. Todos los días entre semana leo, más o menos tiempo según el tiempo del que disponga, pero no hay día lectivo que no caigan unas cuantas páginas del libro o libros que tenga entre mis manos. Y me ha parecido interesante dejar mi humilde opinión sobre “La ruta infinita” de José Calvo Poyato. Libro cuya lectura acabo de concluir. ¿Por qué lo hago con este libro y no con otros que he leído antes? Porque se me ha ocurrido ahora, así de sencillo. No suelo escribir mi opinión. Pero creo que puede ser útil, para futuros lectores.

Huelga decirlo, pero esta es mi opinión personal y subjetiva sobre el libro.

Buscando un paso, una ruta y confirmar una sospecha, dieron la Primera Vuelta al Mundo.

Para empezar se trata de una novela histórica asequible a todos los lectores. Tiene unas 480 páginas que se hacen amenas, y nada pesadas. Se nota la “herencia” de Santiago Posteguillo en el autor, en algunos aspectos, y se agradece esa forma cinematográfica de narrar y presentar los acontecimientos. Si te gusta cómo escribe Santiago Posteguillo, este libro te gustará. No es exactamente el mismo estilo, ojo, pero sí se nota que ha aprendido de él.

V Centenario inicio primera vuelta al mundo

El libro narra la historia de la Primera Vuelta al Mundo, desde sus inicios, cuando se gesta la idea de encontrar otro paso hacia la especiería, las islas Molucas, en Portugal por Fernando de Magallanes. El cual es menospreciado por su Rey, o así lo siente él, y decide plantear el asunto al recién nombrado Rey Carlos I de España. Me ha resultado curioso que la mitad del libro aproximadamente trata de la fase desde que nace la idea, hasta que comienza el viaje. Hablamos de más de 200 páginas, y el resto del libro, los 3 años de viaje, se resuelve en una cantidad de páginas aproximada. Sin embargo, aunque al principio me resultó sospechoso, entiendo que quedan bastante bien presentes las penalidades que sufrieron durante el viaje, ya que si se hubiera extendido mucho más quizá habría resultado tedioso, tanto mar, tanta hambre y tanta sed. Hace muchos años, siendo un niño, leí un libro sobre la vuelta al mundo de Elcano y me resultó bastante pesado precisamente porque, según recuerdo, se extendían demasiado en las penalidades en alta mar. Eso no sucede en este libro. Queda patente, sobradamente, las penalidades y las aventuras que pasan durante el viaje, y además introduce curiosidades que desconocía por completo como el origen de nombres tales como: “Tierra de fuego”, “La Patagonia”, etc…

Personalmente cojo un poco de manía a Magallanes durante la travesía, algo que no me suecedió durante la preparación del viaje, cuando le cogí cariño al personaje; y en cambio Elcano me cae bien desde el principio hasta el final. No sé si esa es la intención del autor, pero así ha sido para mí.

Queda meridianamente clara en esta obra que la vuelta al mundo es obra de Elcano, puesto que Magallanes no se lo plantea en ningún momento, ni forma parte de sus objetivos. Magallanes es el Mando supremo de la Armada de su majestad cuyo objetivo es encontrar un paso al otro lado del continente americano, llegar a la isla de las especias y, en un momento dado, confirmar si las islas Molucas se encuentran en el lado de Castilla tras el Tratado de Tordesillas. Magallanes consigue lo primero, porque una vez en Filipinas fallece en un enfrentamiento (esto no es spoiler, es historia), y no puede cumplir con sus demás objetivos que recaen en lo que queda de la Armada. Y es Elcano quien dispone volver a España por la conocida como ruta Portuguesa, dando así la primera vuelta al mundo.

En resumen, es un libro de fácil lectura, entretenido, parece que muy bien documentado, del que se pueden aprender bastantes cosas (además, al final del libro incluye varias páginas sobre las licencias históricas que se ha tomado el autor y sobre lo que es real. Se agredece) y que cuenta bastante bien la historia de la primera vuelta al mundo que, sin duda, a sus protagonistas debió parecerles infinita. Lo recomendaría.

Compartir este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acabas de añadir este producto a la Cesta.: